Psalm for the Day

jueves, 10 de febrero de 2011

Un Matrimonio Ejemplar

Se escuchan, se ven y se viven muchas historias sobre matrimonios que fracasan, familias destruidas; he escuchado a cientos de personas contar las razones de su divorsio, he visto chicos y chicas sufriendo la separación de sus padres y les afecta de tal manera que frente a la sociedad son vistos como malos hijos, dogradictos, alcohólicos y demás; afortunadamente no es algo que me tocara vivir, nací en una familia que para muchos es ejemplar, mi madre se caso a los 21 años y dejar a sus hermanas y a su mama para formar su propia familia fue duro según lo que ella me ha contado, para mi padre no fue tan difícil pues siempre tuvo cerca  a sus papas, cuando era pequeña a veces veía a mi mama llorar, no entendía porque, y la razón que tenia era que extrañaba a su mama, mi papa trabajaba todo el día lejos y se sentía sola; a pesar de los problemas que surgían mis padres se demostraban el uno al otro cuanto se amaban, las muestras de afecto entre ellos jamas faltaban, siempre habían cosas en las que no estaban de acuerdo, la mayoría de mis tías nos consideran la familia perfecta, a mi mama le dicen que tiene al esposo perfecto, hijos perfectos y veo que mi mama se siente orgullosa, mis tías se han separado y creo que por eso nos ven así, hemos tenido problemas como toda familia los tiene, a veces mis hermanos y yo hemos sido rebeldes y mis padres se han peleado en mas de una ocasión, pero hemos sabido llevar todo eso y nos apoyamos entre todos, hemos pasado buenos momentos y cada fotografía de todos juntos es un buen recuerdo, nunca faltan las flores para mi mama en cada oportunidad que tiene mi papa y son interesantes las muestras de afecto de mi mama, algunas personas se admiran de mi y me preguntan muchas veces como es que aun vivo con mis padres, para mi no es algo de otro mundo, algunos piensan que a la edad que tengo ya debería valerme por mi misma, pero hay dos cosas que impiden que eso pase, la primera mis padres me aman tanto que quieren protegerme y a la vez tratan de enseñarme a ser independiente, la segunda es que yo no quisiera irme, adoro a mis padres, no solo por el hecho de que aun siguen juntos también es porque con su ejemplo me enseñan cada día como debería ser una familia ideal, los admiro mucho porque como dijeran unos amigos: se han soportado por tanto tiempo, ellos se han vuelto un maravilloso ejemplo a seguir, siempre he dicho que si volviera a nacer quiero la misma familia, los mismos padres, pasar exactamente lo mismo que he vivido y si pudiera cambiar algo, talves serian los peores momentos de rebeldía que he tenido con ellos, aun a mis 20 años vivo en la casa de mis padres porque los amo, y ellos me aman y se que no quieren dejarme ir para protegerme, porque estoy muy segura de que me aman, me siento orgullosa de mi familia y talves no seamos la familia perfecta y ellos talves no sean el matrimonio perfecto pero considero que somos la familia ideal, y ellos son el matrimonio ideal un ejemplo de gran valor para muchos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario